El comunismo, es una asociación basada en la comunidad de los medios sociales de producción y los bienes que con ellos se producen, mediante la participación directa de sus miembros en un ámbito de vida colectiva.

La finalidad principal de este tipo de ideología es eliminar por completo las clases sociales mediante la destrucción del término de propiedad privada. El comunismo implica el fin en la especialización en la división de trabajo y dinero.

El capitalismo es un orden social y económico, que deriva del usufructo de la propiedad privada sobre el capital como herramienta de producción, que se encuentra mayormente constituido por relaciones empresariales vinculadas a las actividades de inversión y obtención de beneficios.

Se denomina sociedad capitalista a toda aquella sociedad política y jurídica basada en una organización racional del trabajo, el dinero y la utilidad de los recursos de producción, caracteres propios de aquel sistema económico.

Aunque pueda haber otras muchas diferencias, las principales diferencias entre el comunismo y el capitalismo radican en el trato de la propiedad, el reparto de recursos y el control de los sistemas de producción y distribución. El reparto de los recursos es también radicalmente diferente.

En el comunismo todos los recursos y beneficios de cualquier actividad son repartidos por igual entre el pueblo. En el capitalismo el dinero y el beneficio de las actividades productivas, así como otros bienes, permanecen en el sector privado.

Esto radica en la tendencia a la abolición de la propiedad privada en el comunismo en favor de la propiedad común para así erradicar de forma completa las clases y divisiones sociales, siendo la propiedad privada uno de los pilares básicos de un sistema capitalista.

Ambos términos son considerados la antítesis del otro y, en aquellos países donde se mantiene uno de estos dos modelos, el otro pasa a ser el extremo radical completamente inadecuado para sus gobernantes.

La realidad entre ambos tipos de pensamientos es bastante confusa, hasta el punto en que en la actualidad no existe un país que cumpla de forma neta con lo que es el comunismo ni de forma neta con lo que es el capitalismo.

Países como china que son considerados comunistas, en la actualidad irrumpen no solo con las leyes de bienestar social relacionadas directamente con el comunismo, también se han potenciado netamente en la económica y la empresa privada sigue existiendo así sea en poca extensión.

 

Deja un comentario