Rocco Siffredi, de la cama al ‘prime time’ El actor de cine para mayores nacido con el nombre de Rocco Antonio Tano (Ortona, Italia, 1964) era tan popular ya en su género que quizás no hubiese necesitado manifestarse en cine ni tv común para que las masas conociesen su nombre. Siffredi, apellido que se puso en honor del personaje de Alain Delon en ‘Borsalino’ (1970), ha aparecido en 1.300 películas y es seguramente el actor masculino más popular de la historia del porno. Cualquier persona que haya visto sus films o haya escuchado comentar de él va a saber de sobra cuáles (y cómo) son sus méritos, pero además asombró por su rostro de galán italiano en xvideos, nada que ver con las rudas y olvidables facciones de otros actores del género. Debutó en el cine común con ‘Romance’ (1999), y luego repitió con la directora en ‘Anatomía del infierno’ (2004), donde además el enorme galán que presumía de haberse acostado con cientos de mujeres interpretaba a un hombre homosexual. Rocco es además un recurrente en la tv italiana. Fué imagen de la marca de patatas fritas y snack italianos Amica, tuvo programas propios en la tv de su país como ‘Ci pensa Rocco’ (“Rocco lo piensa”) en 2013 y participó como concursante en ‘La Isola dei Famosi’, el semejante italiano a ‘Supervivientes’. ‘Rocco’, el documental utilizable en Netflix donde que narra el ultimo año del actor en el planeta del filme porno antes de su retirada (que por último no fué tal, aunque sí que ha bajado el ritmo en sus apariciones), ha cosechado increíbles críticas. Si un día hubo un actor porno popular sin obligación de vestirse, fue él. Pero se realizó aún más popular cuando se vistió.

Sasha Grey y Romi Rain, la pornstar intelectual Marina Ann Hantzis (California, 1987) se puso el nombre de Sasha en honor de Sacsha Konietzko, jefe de la banda alemana de rock industrial KMFDM, y el apellido Grey en honor del personaje de Oscar Wilde, Dorian Grey. Semejantes referencias llamaban la atención en sus películas pornográficas, en las que se prestaba más o menos a todo. Esa mezcla entre sexualidad salvaje e intelectualidad de vieja escuela le llevó a manifestarse en programas de tv, reportajes en revistas como ‘Rolling Stone’ y ser saludada por la industria de cine para mayores como una superestrella del mañana, una exclusiva Jenna Jameson (a la que vamos a conocer en breve). Pero en 2011, tras cinco años y unas 400 películas, ha dicho hasta pronto al filme xxx. Para ese momento ya llevaba dos años realizando papeles en series de tv y proyectos de cine común. Steven Soderbergh la transformó en la personaje principal de su película ‘The Girlfriend Experience’ (2009) y fue fichada en la serie ‘Entourage (El séquito)’ para interpretar a la novia del personaje principal en numerosos episodios. En España rodó, con Elijah Wood, el thriller de Nacho Vigalondo ‘Open Windows’ (2014), la primera película del director en inglés. Además de actriz, Grey además es autora y configuró parte del grupo de tecno industrial aTelecine como vocalista. A Grey se la recordará por varias cosas, pero la primordial va a ser su forma de dinamitar convencionalismos.

James Deen, cuando el actor porno forró carpetas jovenes Nacido con el nombre de Bryan Matthew Sevilla (Los Ángeles, 1986), James Deen (no, nada que ver con James Dean más allá del guiño en la sonoridad de su nombre) tiene una biografía muy similar a la de otras estrellas de cine porno: una adolescencia complicado y relaciones complejas con su familia. Pero hay un elemento que cambia fundamentalmente: su apariencia, el de un chico más bien menudo, de rostro amable y ojos azules. Se se ve más a un ídolo pop joven que a un actor porno, comunmente de físico más rudo. Deen logró su primera película en 2004 con 18 años, pero fue en 2012 cuando su popularidad comenzó a preocupar a los sectores conservadores de Estados Unidos: James Deen era seguido por chicas jovenes, que veían en su apariencia a un ídolo ensoñador tipo Justin Bieber. Sus fanáticos son conocidas como “deenagers”, un juego de expresiones con su apellido y la palabra “teenager” (adolescente). Programas como ‘Nightline’, de ABC, analizaron con cierto sensacionalismo el fenómeno en 2012. Uno de sus fanáticos era Bret Easton Ellis, que pidió a Paul Schrader que le diese el papel personaje principal de ‘The Canyons’. La película, que el actor interpretó con Lindsay Lohan en una de sus épocas más convulsas, se transformó en uno de los rodajes más comentados, documentados y fotografiados de 2013 e logró de Deen en un personaje de la vida popular en USA. Su popularidad sufrió un considerable revés a finales de 2015, cuando una sucesión de actrices de la industria comenzaron a comentar de teóricos abusos sufridos por parte del actor. Productoras de cine y medios donde el actor colaboraba como escritor dando consejos sexuales cortaron todo lazo con él, mientras Deen intentaba en 2017 denegar el estreno de un documental en el que numerosas actrices hablaban sobre los abusos. Los medios siguen comentando hoy sobre estas acusaciones, mientras su trayectoria e imagen se vieron perjudicadas. Si algún actor pretendía exposición en los medios de masas, no era precisamente esta.

Ron Jeremy, del video porno al videoclip ¿Qué provoca que un hombre como Jeremy –bajito, rechoncho, narigudo– triunfando en el planeta del porno ya hace bastante más de 40 años? Fundamentalmente, el espectador medio fantaseaba con la iniciativa de que si un tipo como este podía acostarse con las mujeres más neumáticas y sexualmente acrobáticas de todo el mundo, él además. La popularidad de Ron Jeremy en el porno comenzó hace varios años, pero el cine de manera rápida lo reclutó para manifestarse en numerosas películas de serie B, para ser consultor en situaciones sexuales de clásicos como ‘Nueve semanas y media’ (1986) o de retratos sobre el planeta del porno como ‘Boogie Nights’ (1997) y llegó a manifestarse en una serie infantil de la cadena ABC (en ‘Bone Chillers’ interpretaba a un villano). Además de interpretar su documental en 2001 y manifestarse en numerosos programas de telerrealidad estadounidense e Inglaterra, a Jeremy lo pudimos ver en videoclips de Moby, LMFAO, Guns N’ Roses o Armin Van Buren. Como en la situacion de James Deen, en 2017 saltó a la prensa en todo el mundo cuando fue denunciado por numerosas mujeres de la industria del porno por violación, entre ellas una leyenda del género, la actriz Ginger Lynn. Jeremy siempre ha negado las imputaciones, pero las indagaciones siguen su curso. La más reciente demanda por acoso sexual fue interpuesta por una modelo en Tacoma el pasado junio.

via: pornofutai.com